La siguiente foto que hagas podría salvar tu vista.


El efecto de ojos rojos es un molesto fenómeno que se observa en algunas fotografías tomadas con flash. Pero, cuando uno de los ojos aparece en blanco puede que se este desarrollando un retinoblastoma, un tumor canceroso que se desarrolla en la retina y que afecta, sobre todo, a niños pequeños. El diagnóstico de un médico es fundamental, aunque una simple imagen en el móvil puede marcar la diferencia.

Es lo que le sucedió a Avery Fitzgerald, de dos años, quien ha podido salvar su vida gracias a una foto que le tomó su madre quien desde hace ya un tiempo presentía que "algo iba mal con su ojo". Efectivamente, descubrió que su hijo tenía un tumor que cubría el 75% del ojo del pequeño. Los médicos tuvieron que extraer el órgano por completo, pero al menos se impidió que el cáncer se extendiera a la sangre y el cerebro y resultara mortal.

Después de dicho hecho, en Londres las paradas de autobuses, guarderías y centros de salud se llenaron de pósteres con el lema "la siguiente foto que hagas podría salvar su vista".Aunque el médico Richard Besser manifiesta que "los padres deben de acercarse a un profesional cuando se detecte el efecto de ojos blancos en las fotos" ya que el flash puede ayudar pero nunca sustituirá al diagnóstico médico.