Playas podrían desaparecer en el 2100.


El hombre continúa explotando recursos naturales cuyas consecuencias se pueden manifestar antes de de lo previsto. Desde el petróleo,  la madera, el agua o las  personas, la arena es el último recurso en sumarse a una larga lista con más de 18 mil toneladas arrancadas de unas playas que podrían desaparecer en 2100.

El documental llamado "Una verdad incómoda" de Al Gore explica que el cambio climático terminaría sumergiendo la mayoría de zonas costeras del planeta tales como la costa atlántica de Estados Unidos o islas como Las Maldivas, aunque ha esto se une otro factor denominado el tráfico de arena.

La erosión de las playas ha llevado a diversos países a saquear, robar e importar arena de otros países tales como Santo Domingo (en el caso de Florida) o Indonesia (por parte de Singapur). 

Es importante señalar que la arena es utilizada para la construcción de edificios, autopistas debido a su costos bajos. 

La explotación de la arena de playa es uno de los mayores problemas ecológicos del mundo actual. Si bien sus efectos no se perciben fácilmente, el 75% por cierto de playas concentradas en 35 países del mundo parecen condenadas a este mal silencioso que se basta de la erosión y, como suele ser costumbre, la eterna avaricia del ser humano.