Infidelidad femenina puede ser causa de los genes.


Según una investigación llevada a cabo por Brendan P. Zietsch, psicólogo de la Universidad de Queensland (Australia), la infidelidad femenina podría tener relación con los genes.

 La tendencia a la infidelidad de algunas mujeres podría deberse a las mutaciones en el gen receptor de la hormona vasopresina, la misma que  se asocia  con la confianza, la empatía y la vinculación sexual.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores contaron con la participación de 7400 gemelos y sus hermanos, que habían mantenido una pareja estable durante al menos un año.

El resultado que se publicó en la revista 'Evolution and Human Behavior', indicó  que existe una relación significativa entre cinco variantes distintas de vasopresina y la infidelidad femenina.

Zietsch concluyó que el 40% de la variación en la conducta promiscua de algunas mujeres podría deberse a sus genes, aunque el psicólogo cree que existan factores como las circunstancias y la disponibilidad de la otra persona.